Prensa

La Colonia catalana de Huesca honra a la Virgen de Montserrat


03/05/1961


Los días 29 y 30 de abril último, la colonia catalana de Huesca ha honrado a Nuestra Señora de Montserrat, con diversos actos organizados por la Junta de la Pontificia y Real Cofradía que con esta advocación tienen constituida.
El primero de dichos, días, a las ocho de la tarde en la iglesia del Monasterio de Santa Clara, en uno de cuyos altares, como es sabido, se halla a la veneración de los fieles una imagen de la Virgen de Montserrat, hubo Rosario, visita espiritual y cantar, por los cofrades, del "Virolai".
Al día siguiente, domingo, en la misma iglesia, a las once y media de la mañana, se celebró una misa solemne que ofició el muy ilustre señor don Ramón Bonet y Llach, vicario general de la Diócesis, ayudado por el reverendo don Albino Ontiñano, beneficiado de la Santa Iglesia Catedral, y el Reverendo don Antonio Mascaró, dignidad de chantre de la Santa Iglesia Catedral, que comenzó con unas palabras en castellano en, atención a los familiares no catalanes de los cofrades y su predicación fue una exaltación elocuente de homenaje de cariño filial y devoto a la "Virgen Morena" de las montañas catalanas, pidiendo que estos actos sirvieran de unión entre todos los catalanes residentes en Huesca, que han de demostrar en todo momento ser preclaros hijos de esa región catalana, y, por tanto, buenos españoles, honrando también a esta ciudad aragonesa, que con gesto maternal ha sabido acogerlos y donde transcurre su vida, teniendo siempre presenté el ideal de todo caballero cristiano y español, que es defender la unidad de España y la fe de nuestros mayores.
Un coro de señoras y señoritas cofrades, acompañadas al órgano por la señorita Elvira Boscos, interpretó la misa de Angelis, interviniendo asimismo los fieles cofrades de esta colonia —que en gran número llenaba la nave del templo—, así en la misa como en el canto del "Virolai", terminada la función religiosa.
A la una y media, los cofrades se reunieron en la Parrilla del Bar Flor, donde se celebró una velada artística y un vermut de hermandad.

Fuente