Prensa

Contra el Cáncer. Un desfile de modelos de lencería y corsetería con fines recaudatorios


17/12/1971


De pronto, la noticia. "¿Sabes? Fulanito está muy enfermo. No tiene salvación". Quedamos impresionados porque a Fulanito, le creíamos dotado de una salud de hierro y además, según añaden nuestros informantes o amigos, no le dolía nada.
De pronto, la noticia. "¿Sabes? Fulanito está muy enfermo. No tiene salvación". Quedamos impresionados porque a Fulanito, le creíamos dotado de una salud de hierro y además, según añaden nuestros informantes o amigos, no le dolía nada. Sólo algunas molestias a las que no se dieron importancia; pero al persistir un examen a fondo reveló en la radiografía una mancha o sombra sospechosa. Nadie se atreve a decir la palabra fatídica; pero todos la adivinan. Es un cáncer...
Quien más o quien menos en su fuero interno le pronostica tantos meses o semanas de vida. El cálculo nunca suele fallar. Y el cáncer, se cobra una vida más, después de comprobar la inutilidad de numerosos recursos terapéuticos.
 En los años veinte, la tuberculosis acaparaba la máxima atención de las gentes. Una abundante literatura la elevó al rango de protagonista. Famosos autores no desdeñaron describirnos de mano maestra el discurrir de los días, lento y monótono, en un sanatorio colgado de un picacho alpino o serrano. Sus personajes inmovilizados en sus tumbonas podían desde el microscopio de su sensibilidad agudizada, captar el mas leve detalle del estado de sus compañeros y por reflejo del suyo propio.
En los sesenta y setenta, el Cáncer, se escribe con mayúscula, y su sola mención sobrecoge el ánimo del más templado. Combatir el Cáncer es una tarea de astronómico coste. Los aparatos más modernos, valen muchos millones de pesetas y prácticamente deben adquirirse con aportaciones colectivas, ya que su utilización también habrá .de redundar en beneficio de todos sus miembros.
En Huesca, y con destino a la obtención de fondos contra el Cáncer, se está elaborando un acontecimiento social de categoría. Un desfile de modelos de alta costura, de lencería y corsetería, presentados por bellas y distinguidas señoritas de la capital en el marco del Bar Flor.
El proyecto es acertado en su iniciación. Lo será también en su desarrollo. Los desfiles de modelos, cuentan en Huesca con un singular gancho. Pese a su reciente establecimiento para fines diversos, el público acude, por cuanto tienen de acontecimiento social, de lugar de amable cita, además de sebera cooperadores en unos fines benéficos En esta circunstancia especial, son las mujeres oscenses las convocadas.
Estamos segures de su asistencia. Por un lado, la finalidad de la fiesta; por otro, el asistir a un modelo de lencería y corsetería, que si mal no recordamos, no cuenta con otros precedentes.
El lunes, día 20, en el Bar Flor. Fiesta recaudatoria contra el Cáncer.

Fuente