Prensa

Glosas. Adiós al Cuartelillo


20/04/1975


Aunque parezca que el Cuartelillo estuvo siempre en el mismo lugar, el primitivo emplazamiento no fue precisamente el actual, sino el hueco contiguo.
En el año 1942, don Leandro Lorenz quiso ampliar el Bar Flor y solicitó de la Diputación este bajo que esta Corporación, previo acuerdo con el Ayuntamiento, lo concedió, poniendo por condición sufragase las obras que el traslado ocasionara. Poco ganó, a decir verdad, la que ya se empezaba a llamar oficialmente Oficina de Información Municipal con esto, pues. se aprovecharon todos los materiales y quedó tan cochambrosa como venía estando de tiempo in memorial.
El alcalde Ponz, en junio de 1966, decidió la reforma total de las instalaciones, dándoles el aspecto actual. Se encargó del proyecto de decoración el aparejador municipal don Félix Recreo, quien lo hizo con gran acierto, costando las obras 115.231,05 pesetas, cantidad importante pero que juzgamos muy bien gastada, pues el Cuartelillo, moderno, joven y elegante, daba al forastero la imagen que merecía la ciudad.

Fuente