Prensa

A la bellísima señorita oscense Montesanto Bolea Cañiz


02/04/1930


Su nombre ya os adelanto comenzar mi tarea, pues se llama "Montesanto", que este es el primer encanto y de apellido Bolea, rosa de extrema fragancia, lozanía, exuberancia, que es casi forastera; porque ha estado mucho fuera en un colegio de Francia;
grande es su penetración se destaca entre cien mil;
cursa con aplicación la carrera, y con tesón de perito mercantil...
Domina con gran soltura el español y el gabacho, y esta hermosa criatura con idéntica finura habla a un Masiú, que a un muchacho.
Todo le está muy gracioso, lleva un traje primoroso de pálido terciopelo;
tiene el color sano, hermoso ondulado y rubio el pelo; 
abrigo verde ha estrenado con piel marrón adornado elegante, distinguido;
sus ojazos he notado; con de fulgor excesivo.
Casi puedo asegurar no ha empezado a flirtear ni a usar de coquetería, pues le agrada el estudiar y es muy joven todavía.
Su padre la mira ufano; es su busto soberano siempre está de buen humor, la conocí este verano una noche en el Bar Flor.
La calle del Padre Huesca tiene un singular encanto; es céntrica, alegre, fresca, transitada y pintoresca, y vive allí "Montesanto".

Fuente