Prensa

La Asociación de Hostelería no licitará por el bar Flor


06/03/1987


La Asociación de Empresarios de Hostelería de la provincia de Huesca reiteró en su asamblea anual celebrada el pasado martes, su apoyo a la idea de que el Bar Flor se utilice como centro de prácticas para la Escuela de Hostelería. La Asociación de Empresarios de Hostelería de la provincia de Huesca celebró su asamblea ordinaria anual. Entre los puntos del orden del día, se encontraba el convenio colectivo y el restablecimiento de la postura de la patronal de cara a la negociación con los sindicatos. En principio la asamblea decidió dar su voto de confianza a la actual comisión negociadora constituida por Carlos Montejo, José Hidalgo y Javier Peña. En cuanto al Bar Flor de la sede de la corporación provincial se ratificó Durante el tiempo que el Bar Flor permaneció cerrado al público, la idea de plantear la Diputación altoaragonesa que ese establecimiento se convierta en un centro de prácticas para los alumnos de la Escuela de Hostelería, sin que en ningún momento haya ánimo de lucro. La asamblea considera que resultaría grave la posibilidad de que el Bar Flor se convirtiera en una empresa de actividad lucrativa. Es más, en el caso de que se aceptase la postura de la Asociación de convertirlo en un lugar de prácticas para los estudiante de Hostelería, se contempló la posibilidad de que los pocos beneficios que se pudieran obtener fueran des tinados a la promoción turística de la provincia de Huesca. Como se recordar a la Asociación de Empresario de Hostelería del Alto Aragón mostró su preocupación y su disconformidad ante la posibilidad de que el Bar Flor de la nueva sede de la Diputación Provincial era adjudicado mediante subasta a cual quiere empresa con ánimo lucrativo. Esta disconformidad se reflejó en las reuniones que mantuvieron con representante de la corporación y, finalmente se decidió estudiar cuál sería la fórmula más adecuada para el establecimiento, apostando la asociación por un centro de prácticas para estudiantes. Finalmente cabe reseñar que la Asociación del Empresario de Hostelería también aprobó sus presupuestos para 1987, que se elevan a diez millones de pesetas, que se destinarán a promoción, a envíos de circulares de salarios y a viajes de trabajo de los directivos y miembro de la asociación.

Fuente