Prensa

Rubén Pertusa diseña una mermelada de tomate rosa de Huesca y albahaca. El producto comenzará a comercializarse en varios establecimientos de la capital a finales del mes de julio


13/07/2013


La combinación de tomate rosa de Huesca, con unas plantas de albahaca y un poco de azúcar puede dar lugar a una riquísima mermelada, sobre todo si quien ha diseñado la mezcla y su composición es uno de los cocineros oscenses más activos de los últimos meses, Rubén Pertusa Azagra.
El joven chef va a colaborar con la empresa turolense Mermeladas el ababol, que se ocupará de la producción. Pertusa calcula que hasta la semana del 22 de julio todavía no estará listo el tomate en las matas, pero a partir de ese momento comenzará la elaboración de la mermelada y para final de mes confía en que habrá doscientos botes repartidos por cinco establecimientos que ya han confirmado su adquisición:
La Confianza, Pastelería Ascaso, Capriccios (de Carmelo Bosque), Pastelería Tricas y El encanto del barrio. De la distribución, se ocupará la empresa oscense S de Sabor. “Vamos a empezar con doscientos botes, porque igual pensamos que es la bomba y luego sobran y nos pillamos los dedos”, comentó, pero reconoció también que las expectativas son muy buenas y, posiblemente, en un corto plazo de tiempo habrá que hacer más.
Rubén Pertusa ha realizado el “ensayo general” con tomate de Híjar y asegura que el sabor resultó “buenísimo”.
Las cantidades que se utilizan para cada bote no son un secreto, de hecho aparecen indicadas en la etiqueta: 60 gramos de tomate rosa, 5 de albahaca y 35 de azúcares añadidos.
“No lleva ni peptina ni gelatinas, es todo producto natural”, afirma. La mermelada de tomate rosa de Huesca con albahaca es el primer producto que lleva el sello de Rubén Pertusa y no puede ocultar su emoción. “Me hace mucha ilusión avalarlo con mi nombre, más que el dinero que pueda conseguir por ello”, aseguró, y definió su creación como “algo exquisito, que se puede combinar tanto con patés, como con quesos o carne”. De hecho, el cocinero anunció que en aquellos locales donde se venda, se repartirán también unos folletos en los que se explicará de qué manera se puede maridar este producto.
“Habrá recetas con pescado y con productos muy de aquí. La mermelada se podrá maridar con Ternasco de Aragón asado y unas patatas, con queso de la zona, con foie, con helado de queso y con un montón de cosas”. Todo eso es posible, según explicó, porque ha conseguido dotar a la mermelada de un sabor “muy neutro” y “equilibrar el tomate con la albahaca”. Por eso, su sensación es que “va a tener buena aceptación”.
Rubén Pertusa es un chef especialmente activo que, además de trabajar en la cocina del Restaurante Flor de Huesca, colabora con numerosas actividades. Recientemente ha impartido cursos dentro del programa ‘Pon Aragón en tu mesa’, la semana que viene se le podrá ver en Puerto Venecia y durante todo el mes de julio está impartiendo un taller de cocina para niños en el Centro Cultural de Ibercaja Palacio de Villahermosa.



Fuente