Prensa

Un sabroso elenco de campeones. Los premios se han convertido en un ingrediente muy importante de las cuatro ediciones del concurso de tapas


17/11/2006


Como afirma el presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de la provincia  de Huesca, uno de los ingredientes importantes del Concurso  Huesca de Tapas es "el picante de  la competencia", la búsqueda por  parte de los establecimientos de  esa creatividad que les aúpe hasta los puestos de honor de estos  certámenes, con el consiguiente  valor comercial de la promoción  para el bar o la cafetería correspondiente y la lógica alegría por  el éxito.
La voluntad del público con la  Tapa Popular y la Tapa Digital (a  través de la web de DIARIO DEL  ALTOARAGÓN, www.diariodelalt oaragon.es y la comprobación del  jurado de las excelencias de los  mejores pinchos son los que otorgan al final los galardones de cada  una de las ediciones, que integran  un palmarés extraordinario en los  cuatro primeros años.
En la primera edición de este concurso, el jurado se reunió  el 10 de diciembre para la elegir  los premiados, después de haber degustado las 78 elaboraciones presentadas a concurso. Fue  proclamada Mejor Tapa la "Hortelana", del Restaurante Granja Anita, un montado con nueve  hortalizas que derrochaban aroma, sabor y texturas diferenciadas, en un conjunto excelente. La mejor presentada fue la banderilla de berenjena, hongos y jamón  de Teruel de la Cafetería Juliana,  una obra de Fernando Abadía que  aunaba las cualidades organolépticas y el diseño. La originalidad  más relevante fue del Hotel Pedro I de Aragón, con su Tostada de Don  Verrugón. Y la mejor tapa elaborada con productos aragoneses fue  la lasaña de calabacín con setas y  morcilla de Aragón del Restaurante La Parrilla Gombar, una elaboración contundente y de ejecución  excelsa.
El jurado determinó crear una  nueva modalidad de premio, para  resaltar los establecimientos que  realizan un esfuerzo de armonización de sus propuestas para que  combinen en cualquier sentido,  aportando una oferta equilibrada, un auténtico menú de dimensiones contenidas. El galardón al Mejor Conjunto de Tapas fue para el  Restaurante Alvicavi, con la presentación de picatostes de pan frito con espuma de champán y foie,  la patata con callos de bacalao y  caracoles y el rustido de lacón  asado con pimientos del Bierzo. La Tapa Popular, elegida por el público a través de los boletines de  votación publicados en DIARIO  DEL ALTOARAGÓN y los dispuestos en los propios establecimientos, y que correspondió a la Bomba  de Patata del Café Bar Da Vinci. Por la calidad demostrada por  otras tapas, el jurado decidió otorgar en esa primera edición cuatro  accésit: a la mejor tapa, la tostada de foie fresco de Toulouse con  ibéricos y cebolla de Fuentes del  Restaurante Sidrería El Mojón;  a la mejor presentada, el saquito crujiente de bacalao con salsa de pimientos del Restaurante  Flor de Huesca; a la elaborada con  productos aragoneses, a la patata rellena de longaniza de Graus  glaseada con caviar de lumpo, del  Restaurante El Puerto; y, al mejor  conjunto de tapas, a la Cafetería  Duquesa con la minitosta de foie,  el cardo con bacalao y la Hermosilla.

SEGUNDA EDICIÓN
El segundo año, con un cuarenta por ciento más de propuestas y  un nivel que demostraba que los  establecimientos habían estudiado en profundidad todas las posibilidades para elegir al final las  mejores tapas, la labor del jurado fue lógicamente más compleja. Se apreció un superior grado  de modernidad, la incorporación  de productos más arriesgados y la  apuesta por la modernidad en muchas elaboraciones.





Fuente