Prensa

Ganadores de altos vuelos Y, a partir de hoy, comienza la ruleta de la fortuna... y de la calidad. Que aproveche. Creatividad, respeto a los fundamentos de la cocina tradicional y calidad en las materias primas constituyen los factores que han defin


19/11/2004


Además de los aspectos numéricos del Concurso de Tapas, que han crecido  de manera espectacular edición tras edición, los muchos  sibaritas que viven en una tierra dotada para la buena gastronomía han podido gozar del  incremento paulatino en la calidad de las tapas. Y, además, han  podido constatar la excelencia  de las que han obtenido los premios en el certamen.
En la primera edición, el jurado se reunió el 10 de diciembre para proceder a la compleja  labor de selección de los premios, aunque finalmente hubo  un alto grado de cohesión en las  opiniones de los integrantes del  mismo, aunque con los matices  lógicos de la subjetividad de  cualquier análisis sensorial de  un alimento o una bebida.
En aquella ocasión, la Mejor  Tapa correspondió a la "Hortelana", del Restaurante Granja  Anita, un espectacular montado con nueve clases de verduras en su punto de sabor y  textura.
La mejor presentada fue la  banderilla de berenjena, hongos y jamón de Teruel de la Cafetería Juliana, un prodigio que  halagaba todos los sentidos, incluido el visual. La originalidad  llevó el sello del Hotel Pedro I  de Aragón, con su Tostada de  Don Verrugón. Y, en el plano de las raíces, la mejor tapa elaborada con productos aragoneses  fue la lasaña de calabacín con  setas y morcilla de Aragón del  Restaurante La Parrilla Gombar, jugosa, contundente y de  calidad.
El jurado, por otro lado, decidió sobre la marcha incorporar una nueva modalidad de  premio, al estimar de justicia  distinguir a los establecimientos que hacen un esfuerzo para  elaborar y armonizar sus propuestas de manera que la degustación de los tres sea, no  sólo compatible, sino muy adecuada. Esto es, un mini-menú.  El galardón al Mejor Conjunto  de Tapas fue para el Restaurante  Alvicavi, con la presentación de  picatostes de pan frito con espuma de champán y foie, la patata  con callos de bacalao y caracoles y el rustido de lacón asado  con pimientos del Bierzo.
Fuera del ámbito de decisión  del jurado, la Tapa Popular, elegida por el público a través de  los boletines de votación publicados en DIARIO DEL ALTOARAGÓN y los habilitados  en los propios establecimientos, y que correspondió a la  Bomba de Patata del Café Bar  Da Vinci.
Habida cuenta la apreciación  de calidad de otras tapas, el jurado decidió otorgar en esa primera edición cuatro accésit: a  la mejor tapa, la tostada de foie  fresco de Toulouse con ibéricos  y cebolla de Fuentes del Restaurante Sidrería El Mojón; a  la mejor presentada, el saquito  crujiente de bacalao con salsa  de pimientos del Restaurante  Flor de Huesca; a la elaborada  con productos aragoneses, a la  patata rellena de longaniza de  Graus glaseada con caviar de  lumpo, del Restaurante El Puerto; y, al mejor conjunto de tapas, a la Cafetería Duquesa con  la minitosta de foie, el cardo con  bacalao y la Hermosilla.

SEGUNDA EDICIÓN
El segundo año, obviamente,  el proceso de selección hubo de  ser más prolijo e intenso, ya que  concurrió casi un cuarenta por  ciento más de propuestas, con  un nivel que demostraba que  los establecimientos habían estudiado en profundidad todas  las posibilidades para elegir al  final las mejores tapas y que,  además, el esfuerzo era cada  vez mayor.
El jurado, reunido a principios de diciembre de 2003,  determinó que la "Vieira en  espuma de avellanas al aroma  de Pedro Ximénez" del Hotel  Pedro I de Aragón fue la Mejor Tapa del Concurso. El mejor  conjunto correspondió al CaféBar Oscense, con su montado  de solomillo con crema de colmenilla, un crujiente y un chipirón relleno de rebozuelo.
La tapa mejor presentada  fue el Nido de Codorniz del Bar  Hervi, mientras la mejor elaborada con productos aragoneses  fue para la Jota del Restaurante  Lobera, basada en un pimiento  relleno de morcilla. Finalmente,  la más original fue esa deconstructiva propuesta de Huevos  con Bacon del Bar Santafé.
En el terreno del público,  la Tapa Popular volvió al Café  Bar Da Vinci, con su rollito de  jamón dulce con espinacas y  bacon en salsa, mientras que la  primera "Tapa digital" de www.diariodelaltoaragon.es se la llevó el "Empanadico de manzana  ácida con micuit de hígado de  pato" de la Cafetería Juliana.
Nuevamente, el jurado se  sintió en la obligación de hacer justicia y resaltar el nivel de  otras tapas de excelente elaboración, entregando los siguientes accésit: a la mejor tapa, el  brick de gambas rojas y espárragos al Martini de A Cadiera;  a la mejor presentada, al Muñequito de nieve relleno de frutos  del mar de La Parrilla Gombar;  a la mejor elaborada con productos aragoneses, a la Patata  Rellena Ronda del Restaurante Ronda; a la más original, al  Saquito de Bacalao al aroma de  albahaca del Restaurante Rávena; y al mejor conjunto de tapas, al Café Bar Sena (tostada  al aroma de orégano y gratén de  la huerta).
Finalmente, en el sorteo entre los votantes de la Tapa Popular, el agraciado con una  televisión de 28 pulgadas fue Rubén Finestra, de Sabiñánigo.

Fuente