Prensa

La preciada Doble Pajarita del “Altoaragonés” Carmelo Bosque. El restaurador recibió también el Oro en la categoría de Empresa


19/01/2013


Carmelo Bosque, nominado en la categoría Empresa a los Altoaragoneses 2012, fue el candidato más votado de esta edición y por ello además de obtener el Oro recibió la doble Pajarita que lo acredita como Altoaragonés del Año con 21.659 votos.
Los lectores reconocieron el trabajo de este empresario restaurador, natural del Somontano, y Carmelo Bosque recibió de manos de Mariano Bergua, presidente de DIARIO DEL ALTOARAGÓN, su
Pajarita de Oro, y Luisa Fernanda Rudi, presidenta del Gobierno de Aragón, fue la encargada de hacerle entrega del segundo de los premios, la doble Pajarita que lo acredita como Altoaragonés del Año 2012.
Ya con ambos galardones en su poder, se desprendió de ellos por unos minutos y los cambió por el micrófono, y quiso dedicar este reconocimiento a Diego Ballesteros: “Merecía más que yo el premio”. “Son ejemplos como el suyo los que nos enseñan realmente cuáles son los valores de verdad y nos recuerdan dónde estamos todos exactamente”, y acto seguido le pidió que compartiera con él escenario.
Juntos se fundieron en un gran abrazo, y tras añadir “eres grande Diego”, todos los presentes se levantaron para aplaudirlos. Posteriormente Roberto Ciria se unió a ellos terminando tan emotivo momento con una jota.
Cuando de nuevo se hizo silencio en la sala, Bosque aprovechó para los agradecimientos. “Lo que he recogido hoy se lo debo a quienes día a día están a mi lado”, e hizo repaso de su trayectoria. Recordó sus orígenes en el restaurante Navas. Fue María Teresa Lacruz, hoy subdelegada del Gobierno, quien le comentó la posibilidad de ponerse al frente de un nuevo establecimiento que se iba a abrir en el palacio de la DPH. Agradeció a sus socios, Fernando y Manolo, que se hubieran unido a él en el proyecto del Flor, y dio un salto a la idea de levantar en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el Lillas Pastia, con sus dos socios, Carlos Bistuer y Francisco Barreña, y destacó el papel de Chema Penilla y Roberto Aragón, “dos importantes pilares que siempre han estado allí”.
Finalmente mencionó a su mujer y sus hijas, y a su madre.
Tras la ceremonia, nos comentó que ambos premios ya tienen un lugar donde lucir: “En la cocina del Lillas Pastia, por donde pasan todos quienes lo han hecho posible”

Fuente