Prensa

Ecos de Sociedad


31/12/1930


—¿Dice usted? -¿Hablo con el Bar Flor? —Precisamente. —Resérvenme una mesa para la cena de esta noche. Hagan favor. — Un poco tarde recuerda usted, pero ya sabe que con buenos deseos todo se arregla. —Así que confío, ¿no es eso? —Puede usted confiar. Aquí estamos dispuestos para todo. Incluso para resolver imposibles. Va a ser algo resonante la fiesta de las uvas en el elegante restaurant del Bar Flor.

Fuente